Los cuatro dimensiones de tu salud y cómo gestionarlas para tu recuperación.

Si tu salud fuera una tarta, tendría 4 porciones: calidad del descanso, hábitos de alimentación, rutina de ejercicio físico y equilibrio emocional. Todos ellos son igual de importantes para prevenir una multitud de enfermedades diversas.

Infografía de las dimensiones de la salud

 

Posiblemente todos sabemos de la importancia de estas cuatro variables en la salud pero  pocos recurrimos a ellas para optimizarlas cuando tenemos un problema de salud. Parece que, a pesar de la importancia que tienen teóricamente en la prevención, no somos conscientes de lo que pueden hacer por nosotros cuando estamos en pleno tratamiento médico.

Pues, si. En nosotros se encuentra parte de la responsabilidad para curarnos. En los últimos años, en todos los congresos médicos hay menciones cada vez más extensivas para abordar este problema sanitario. Lo denominan, como traducción literal del inglés, “empoderamiento del paciente”.

Por lo tanto, tienes que incidir sin escusas sobre estas cuatro variables de la salud de manera planificada.La falta de capacidad para el cambio se asocia a la rigidez mental, por lo que, si no quieres incidir en la frustración, AHORA es YA.

Con la experiencia que me permite hablar, te recomendaré algunos consejos:

  1. Anímate a co-liderar los cambios.
  2. asocia los cambios a micro-objetivos claros y cumplibles siendo honesto con tu capacidad al cambio en ese momento.
  3. Ponle a los objetivos fecha de examen. El examen no deben estar condicionado al éxito que queremos alcanzar sino al compromiso que debemos asumir. Tan sólo los grandes objetivos deben están asociados al éxito y la fecha de examen es a largo plazo, por lo tanto, no mires donde tus ojos no van a poder ver aún.
  4. Asigna el co-liderazgo al profesional especialista adecuado en cada una de las variables. El profesional te guía y asume la responsabilidad de optimizar la estrategia pero de nada más.
  5. Critica constructivamente los potenciales cambios. Cada margen de mejoría en cada uno de los vértices de la salud es una ventana de oportunidad para recuperarte.
  6. Sé positivo en el proceso, consolidar estos cambios solo pueden traer buenas noticias.